La guerra de Vietnam la ganó EE.UU.

Si Ho Chi Minh levantara la cabeza...


Saigón
Saigón

Sentado en el Starbuck's Coffee de Saigón, sí, de Saigón, porque aunque oficialmente se llame Ho Chi Minh City a mi, como a la mayoría de los que aquí viven, nos gusta llamarla Saigón, después de haber salido del “Museo de los restos de la guerra” de Vietnam (y os prometo que este si que es el nombre oficial) me he quedado pensando que vaya sufrimiento más absurdo.

 

Ya se que todas las guerras son absurdas, pero es que después de ver como es Saigón a día de hoy, puedo decir sin tapujos que EEUU ganó esta guerra.



Museo de los restos de la guerra de Vietnam, en Saigón
Museo de los restos de la guerra de Vietnam, en Saigón


Tres millones de vietnamitas murieron luchando por un ideal, por una ideología, por unas consignas marcadas desde Hanoi por Ho Chi Minh, que si hoy levantara la cabeza y echase un vistazo pensaría sin duda que después de su muerte los americanos invadieron el sur, el norte, el este y el oeste del país (bueno, esto último no sería muy difícil, pues en la parte más estrecha la distancia entre el este y el oeste de Vietnam es tan sólo de 50 km.) El amado Ho, llegaría a la misma conclusión a la que he llegado yo sentado en uno de los símbolos yankees con más auge del momento. Vaya sufrimiento más absurdo.



Museo de los restos de la guerra de Vietnam, en Saigón
Museo de los restos de la guerra de Vietnam, en Saigón


Analicemos esto fríamente, y para ello, como siempre, voy a intentar poneros en situación


En 1965, los americanos estaban ciertamente asustados de como proliferaba el comunismo a lo largo y ancho del mundo. Después de la Segunda guerra mundial la mitad de Europa había caído en manos comunistas, así como Cuba, China y Vietnam del Norte, también habían estado a punto de caer Indonesia y Malasia, y tenían miedo de que con la caída de Vietnam del Sur vinieran después Laos, y Camboya. A esto ellos lo llamaron la teoría del dominó. Pensaban que si frenaban el avance comunista en Vietnam del Sur evitarían el efecto contagio en otros países. De ahí su empeño.

Por su parte Vietnam del Norte, fuertemente apoyada por la Unión Soviética quería la reunificación del país, pero claro, quería una reunificación bajo un régimen comunista, así que unos y otros pensando que cada uno llevaba (o tenía) sus razones, se embarcaron en una guerra absurda, que durante 10 años lo único que trajo fue desgracias a ambos bandos.



Tres millones de vietnamitas murieron luchando por un ideal, por unas consignas marcadas desde Hanoi por Ho Chi Minh, que si hoy levantara la cabeza y echase un vistazo pensaría sin duda que después de su muerte los americanos invadieron el sur, el norte, el este y el oeste del país 



Al final, en 1975, EEUU se marchó de Vietnam claramente derrotado, pero unos años antes, justo después de la ofensiva del Tet en 1968, en la que el Vietcong atacó de manera coordinada todos los objetivos militares del sur y que supuso un golpe mortal a la moral norteamericana, pues lanzó un mensaje de “Estamos coordinados, podemos atacaros cuando, como y dónde queramos. Vais a perder esta guerra”, los norteamericanos intentaron una campaña basada en “ganar sus corazones y sus mentes”.

Con la ofensiva del Tet se dieron cuenta que eran vulnerables, y lo único que podían hacer para tener a la gente a su favor era intentar seducir al pueblo vietnamita de las bondades del “american way of life”. Para ello idearon una serie de campañas de concienciación y “adiestramiento” del pueblo, en las que todo lo relacionado con América era algo bueno. En pocas palabras, con una sonrisa Profident llevaron la CocaCola, el Marlboro, y los chicles Wrigley's hasta las aldeas más recónditas del país, bueno, también diseñaron programas de asistencia y desarrollo que llevaron a cabo con poco éxito.

¿Con poco éxito?.... la verdad es que sentado en el Starbuck's, rodeado de gente tecleando en sus Iphones y Ipads, viendo los paquetes de Marlboro y Winston encima de las mesas, las gorras beisboleras de los adolescentes y sus zapatillas Nike, pensando en salir a comer una hamburguesa al Burger King que está dos calles más allá.... cualquiera diría que no tuvieron éxito!!

 



Directamente desde Florida... Burger King!
Directamente desde Florida... Burger King!
Chevrolet con matrícula personalizada, al más puro estilo americano!
Chevrolet con matrícula personalizada, al más puro estilo americano!

Ford a raudales. Las "Pick-up" están de moda.
Ford a raudales. Las "Pick-up" están de moda.
Kentucky Fried Chicken, de los Kentucky de toda la vida!
Kentucky Fried Chicken, de los Kentucky de toda la vida!

 

Al final Lyndon B. Johnson (Presidente de los Estados Unidos en esa época) tenía razón, y es que en 1965 dijo lo siguiente: “...la victoria final dependerá de los corazones y las mentes de las personas que realmente viven allí”.

Pues sí señor Johnson, pero si esto ya lo sabían en 1965 ¿Porqué no abandonaron entonces el sudeste asiático en lugar de estar durante 10 años machacando a bombazos a esta gente?

Porque una cosa si que está clara, la mayor victoria de EEUU fue abandonar Vietnam, porque a partir de ese día es cuando se empezó a ganar la guerra.

Hoy Saigón, y el resto de Vietnam, pese a tener un régimen político comunista, es el paraíso del capitalismo. Las pick-up de Ford son una plaga, proliferan los rascacielos, las hamburgueserías y los Kentucky Fried Chicken, las camisetas con la bandera de EEUU, en la televisión se ve la CNN y los partidos de la NBA, la gente fuma Marlboro y Winston, beben Coca Cola y Pepsi, todo el mundo tiene una gorra de los New York Yankees y unas zapatillas Nike, y pese a que el gobierno lo tiene bloqueado, todo el mundo tiene cuenta en Facebook.

Conclusión: Señores americanos, dejen de pegar tiros en Afganistán e Irak, y allá dónde los estén pegando y dedíquense a ganar la “guerra” comercial a China, porque al paso que vamos dentro de unos años el “Big Mac” habrá desaparecido y el plato estrella del McDonald's será el arroz tres delicias.




te puede interesar


Aclaraciones sobre Myanmar
Viaje a la Myanmar profunda. Hakha I
Se tuercen los planes. Hakha III
Myanmar, un mundo paralelo. Hakha II


Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Ricardo (martes, 30 abril 2013 12:17)

    Interesante. Esta claro, que los hilos que mueven la política americana, así como las políticas comunistas, no son tan lineales. Hay más formas de conseguir las cosas y sobretodo intereses ocultos que no interesa explicar.
    Que desastre dejaron en Irak, tanta muerte para que ¿petróleo?¿armas que gastar? y así tantos y tantos objetivos innegociables de la política de occidente.

  • #2

    dr xray (viernes, 27 mayo 2016 02:39)

    En Vietnam probablemente se libró la mayor guerra química de la historia
    Más de cuarenta millones de litros de Agente Naranja se irrigaron sobre los bosques del país asiático entre 1962 y 1970 desde aviones estadounidense

    Que Causaron Cáncer, deformidades y enfermedades hereditarias
    convirtieron la salud en un negocio mejor que la guerra.

  • #3

    Anónimo (martes, 19 septiembre 2017 08:26)

    Ojalá Estados Unidos abra los ojos de nada sirve ser la nación más poderosa del mundo a base de muerte y dolor, todo lo que trae consigo es el odio y el desprecio de aquellos a los que le hicieron daño, y ese es un cáncer que no tiene remedio