El espectacular norte de Laos

El río Nam Ou en Laos, es quizás uno de los más bonitos del país, especialmente el tramo desde Luang Prabang a Muang Khua. Hacerlo navegando es una paliza, pero la belleza natural es tal que jamás podrás olvidarlo.


A ambos lados del río está la jungla.
A ambos lados del río está la jungla.


Llegar hasta Nong Khiaw desde Luang Prabang es fácil, son 4 horas en bus (más cómodo y más barato) o 7 horas en barco (mucho más incómodo y más caro, pero puedes hacer fotografías y disfrutar de la belleza del río). Elegí barco y fue una travesía dura pero absolutamente preciosa. Especialmente en dos o tres puntos en los que el río se estrecha y las montañas parece que se te van a caer encima.


Nong Khiaw, al igual que Phonsavan, fue duramente bombardeado durante la guerra secreta, sin embargo el paraje en el que se encuentra este pequeño pueblecito es de tal belleza que no les ha hecho falta explotar turísticamente el asunto de la guerra, pues sólo su belleza natural es un reclamo más que suficiente.



La naturaleza nos indica el camino...
La naturaleza nos indica el camino...


Un inmenso puente de hormigón une las dos orillas del pueblo. A un lado las guesthouses, con todas las comodidades, wifi incluido. Al otro la zona local, con el embarcadero, la oficina de correos, alguna que otra guesthouse de calidad dudosa y las casas de los lugareños.

¿Que hacer en Nong Khiaw? Nada. Descansar en un bungalow a orillas del río tumbado en la hamaca leyendo un buen libro es el mejor plan. De vez en cuando escucharás una barcaza que sube o baja por el río. A última hora del día, cuando el sol cae, oirás de lejos a los niños jugando con el agua mientras se bañan en el Nam Ou. Y al caer la noche el sonido de los grillos se apodera de ella y de ti, y poco a poco te irá meciendo hasta que te quedes dormido.

Y todo esto ocurre mirado a una espectacular montaña absolutamente llena de vegetación, con mil tonos de verde, que nace con una verticalidad imposible desde la misma orilla del río. Una maravilla de lugar.


Cuando te canses de la “mala vida” de Nong Khiaw, lo mejor que puedes hacer es seguir remontando el río en barca. Siguiente parada Muang Gnoi.



Calle principal de Muang Ngoi
Calle principal de Muang Ngoi
Una anciana muy simpática, en Muang Ngoi.
Una anciana muy simpática, en Muang Ngoi.


Muang Ngoi se encuentra a una hora y media de navegación, y lo que son las cosas... hasta hace menos de un mes esta era la única manera de llegar a la aldea, ahora ya no. Me cuentan que hace 20 días, había un sendero justo donde ahora hay una pista de tierra que llega hasta Nong Khiaw. Veo con mis ojos como colocan postes de hormigón para traer la electricidad, pues a día de hoy el suministro eléctrico se hace con un grupo electrógeno que funciona de 7 a 8 de la mañana y de 6 a 9 de la tarde y me dicen contentos que en menos de un mes tendrán electricidad 24 horas al día. Tampoco hay internet porque la telefonía 3G tiene un alto consumo energético, así que por el momento sólo tienen 2G, insisto, por el momento...

 

En Muang Ngoi la gente está contenta, es un momento importante para ellos, se están produciendo muchos cambios en muy poco tiempo y la llegada del progreso es imparable. Van a poder ducharse con agua caliente a cualquier hora del día, tener televisión, frigorífico, hielo, internet, y cualquier tipo de objetos pues hasta ahora sólo lo que cabía en una barcaza y se podía subir por las escaleras del embarcadero era lo que llegaba hasta aquí. Desde hace un mes cualquier camión puede llegar al centro del poblado con todo tipo de mercancías.



Preparando la cena en Ban na, una aldea cercana a Muang Ngoi
Preparando la cena en Ban na, una aldea cercana a Muang Ngoi
Alrededores de Muang Ngoi
Alrededores de Muang Ngoi
El transporte en canoa es la única manera de llegar a muchas aldeas
El transporte en canoa es la única manera de llegar a muchas aldeas


Es un paraje increíble, a la vera del río, rodeado de montañas. Un lugar precioso que perderá sin duda gran parte del encanto que tiene en la actualidad, pero esto no es lo peor... lo peor es que este profundo cambio que se va a producir en Muang Ngoi está motivado, como no puede ser de otra manera... por China. Según me cuentan Laos y China van a abrir un nuevo paso fronterizo terrestre y están creando la “ruta” turística, siendo Muang Ngoi el primer destino de interés para los chinos que entren en Laos por este nuevo paso.


Cientos de años viviendo aislados y tranquilos a la orilla del río, y en unos pocos meses este pueblecito se convertirá en un lugar de peregrinación para los turistas chinos. Sólo de pensar que el turismo chino va a invadir esta pequeña aldea se me ponen los pelos como escarpias. ¿Esto es el progreso?... no saben lo que les viene encima.

 


El río es fuente de alimento y de diversión.
El río es fuente de alimento y de diversión.
Nota informativa en la oficina de turismo
Nota informativa en la oficina de turismo

 

Continuando la ruta hacia el norte, a 7 horas de navegación desde Muang Ngoi, se encuentra Muang Khua

Pese a que Muang Khua es la ultima población más o menos grande antes de llegar a Vietnam, y que se encuentra a tan sólo 70 km de la frontera, a mi me ha parecido la población más auténticamente laosiana, la más pura, para lo bueno y para lo malo.

El turismo de Muang Khua es el de la gente que va y viene de Vietnam y hacen escala de una noche allí... aunque a veces esa escala se demora por la circunstancia que voy a explicar ahora.


Parece ser que sólo existe un microbus que va hasta la frontera, teóricamente sale a diario a las 06:00 AM, pero claro, eso es la teoría, en la práctica, como bien indica el cartel de la oficina de turismo, ese microbus a veces sale y a veces no. El motivo que decanta una u otra opción es indeterminado. Un misterio.

Si te despiertas a las 05:00h. para estar en la parada a las 06:00h. Y resulta que el microbus no viaja ese día, tienes la opción de esperar al bus que viene desde Udomxay con destino a Vietnam y que pasa a las 11:30h. pero... “always full”, osea que aunque pare en Muang Khua no puede coger más pasajeros porque va a tope.

La tercera opción es alquilar entre varios una minivan que te lleve a Vietnam, pero claro, la broma sale por 200$, así que si vas justo de presupuesto es inviable.

Si se dan todas estas circunstancias, sólo te queda volver a tu guesthouse y repetir la misma operación al día siguiente. Yo que tú le pondría una velita a Buda, a ver si eso ayuda para que al día siguiente no te vuelva a ocurrir lo mismo...

Yo tuve suerte, sin velita pude coger el microbus en mi primer intento, y gracias... porque mi visado caducaba ese mismo día.

 


Microbus de Muang Khua a Dien Bien Phú  (Foto de Iphone)
Microbus de Muang Khua a Dien Bien Phú (Foto de Iphone)


Muang Khua es una población pequeña, con un mercado pequeño, pequeño y lleno de animales comestibles, bueno... al menos comestibles para los lugareños, porque estoy seguro que tú que lees esto no te llevarías a la boca semejantes bichos. De hecho, es el primer mercado de Asia (y ya me he visto un buen puñado de ellos...) en el que veo que venden ardillas a la brasa, bueno y ratas, y topos, y algo parecido a castores, y.... mejor no sigo...

Se venden por cientos, así que alguien debe comprarlos. Recuerdo que llegué a pensar que todo el que me rodeaba era un comedor de ratas... glubs...

No hice fotos, a mi me gusta fotografiar cosas bonitas. Y con las serpientes de Ban Na ya he cubierto de sobra el tema bichos en esta entrada :-P

Aunque tampoco le hice fotos a los gorros típicos de las mujeres que vienen desde poblados en las montañas para llevar sus productos al mercado, y esos si que eran bonitos. Había alguno parecido a un gorro ruso, pero con una servilleta de colores encima de la cabeza. Son mujeres de minorías étnicas que viven bastante aisladas, de hecho el poco contacto que tienen con la civilización es justamente en el mercado. Esto mismo ocurre en algunos otros lugares de Camboya y Laos, pero aquí me pareció más evidente, no se si porque el mercado era más pequeño o porque había más mujeres.

 

Cambiando de tercio.... tuve la desgracia de gozarme una especie de tornado que se levantó en cuestión de un par de minutos y que arrasó varias casas y un restaurante, justamente al lado desde donde grabé esto:


Me contaron que algo así no lo habían visto nunca. Ni los más viejos del lugar entendían lo que había pasado...


Desde luego, me despedí de Laos con un buen susto. Gracias a la pareja dueña del restaurante donde me encontraba que me dieron cobijo, también ellos me agradecieron a mi que les ayudara a recoger las sillas y las mesas, pues salían literalmente volando... en fin, caprichos de la naturaleza y una experiencia nueva.

Y ahora voy a explicar porque NO hay que venir a Laos en el mes de marzo.

Intentaré ser breve. Si te gustan los paisajes y quieres disfrutar de la belleza paisajística del norte de Laos, el peor mes es marzo. Durante este mes los agricultores se dedican a preparar los terrenos para la siembra, y el sistema de agricultura que utilizan aquí es el de tala y quema, que como su propio nombre indica talan y queman grandes extensiones de terreno.

 


Humo
Humo

La quema produce humo, y miles de quemas producen muuuucho humo, que sumado a la falta de lluvias y viento, y al calor habitual de esta parte del mundo hacen que el ambiente no sea excesivamente agradable. Allá donde vayas un olorcillo a chamusquina te perseguirá, incluso verás caer cenizas del cielo constantemente, todo estará envuelto en una neblina que no es niebla, si no humo, que te impedirá ver hasta las montañas que tienes más cerca, sólo llegarás a adivinar su perfil pues el resto será una mancha azul. Todas las montañas son azules... y esto ocurre en todo el norte de Laos, vayas a donde vayas.

 


Para hacer fotografías de paisaje esto es un auténtico desastre porque es imposible fotografiar con calidad algo que esté a más de cien metros.... y justamente el mayor atractivo que tiene esta zona es el paisaje.


Así que mi viaje por el norte de Laos, a nivel personal ha sido una experiencia fantástica, pero a nivel fotográfico ha sido un pequeño desastre. Si no quieres que te ocurra lo mismo no vengas a Laos en Marzo!!


Consejo Viajero.


Navegar durante horas y horas en una barcaza por el Nam Ou puede ser un verdadero suplicio para tu cuerpo, sobre todo para tu trasero, pues los asientos de los barcos públicos son una simple tabla, no hay espacio para moverse y ni siquiera podrás estirar las piernas pues vas sentado frente a otra persona rodilla con rodilla, pero ojo... no todos los barcos son iguales, los barcos privados suelen llevar cuatro o seis asientos blandos (similares a los de los autocares).


Cuando vayas a comprar el ticket vete al muelle desde donde salen los barcos y habla con los barqueros, todos los días salen barcos privados llevando a lugareños o simplemente mercancías que hacen la misma travesía que los barcos públicos. Si les pagas el mismo precio que cuesta el barco público ellos te llevarán encantados y tu viajarás mucho más cómodo y en un asiento blando. Disfrutarás más del viaje y tu trasero te lo agradecerá.



TE PUEDE INTERESAR


Aclaraciones sobre Myanmar
Myanmar, un mundo paralelo. Hakha II
Viaje a la Myanmar profunda. Hakha I
Se tuercen los planes. Hakha III


Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Martyn (domingo, 07 abril 2013 12:50)

    Maaaadre mía con el vendaval!! Parece que se te vaya a caer el techo encima! Miedito!
    Lo del bosque vertical es increíble

  • #2

    Carmen (martes, 16 abril 2013 11:20)

    estoy en clase de informatica con tu madre las fotos son muy bonitas

  • #3

    Sergio Díaz (martes, 16 abril 2013 13:10)

    Muchas gracias Martyn... y muchas gracias Carmen!!