Kalma se escribe con K, con K de Kep

Con K de Kep, porque Kep es uno de los lugares más tranquilos y que más me han gustado de Camboya.


Kep de noche, vista desde Rabbit Island.
Kep de noche, vista desde Rabbit Island.


Kep es una península al sur de Camboya, en la costa, a unos 30 Km de Kampot, que a su vez es conocida merecidamente como la capital mundial de la pimienta, y a unos 100 km de la turística Sihanoukville.

El centro de Kep es el parque nacional del mismo nombre, una espectacular montaña de vegetación selvática con unas vistas impresionantes de la costa sur de Camboya y una vegetación tropical de lo más diversa y exuberante. Pasear por dicho parque es descubrir los sonidos y olores de la naturaleza en su estado más puro. Un verdadero placer al alcance de cualquiera que se acerque por estas latitudes.



Embarcadero de pesca en Kep
Embarcadero de pesca en Kep


Kep tuvo su pasado glorioso, cuando el rey de Camboya Norodom Sihanouk, estableció esta ciudad como su destino vacacional allá por los años 60, arrastrando a lo más granado de la sociedad camboyana. En aquel entonces se llego a conocer al otrora pueblecito de pescadores como la Saint Tropez de Indochina, y no sin merecerlo, pues en Kep se daban cita las grandes fortunas de Francia, y por ende del sur de Asia.

Con los Jeméres rojos llegó la etapa más oscura de Camboya, y Kep no se libró de ello, máxime estando tan cerca de Bokor Hill que fue uno de los asentamientos principales de los revolucionarios jeméres rojos. Ellos se encargaron de no dejar rastro de la floreciente Kep, destruyendo las villas y mansiones construidas allí por la élite camboyana. En muchas de esas mansiones aun se pueden ver los impactos de los proyectiles, algunos de mayor calibre fueron incluso disparados directamente desde el mar, como los que se pueden observar en la mismísima residencia real. Un precioso palacete de 1908 actualmente en estado ruinoso.

Con el paso del tiempo, y después de la desaparición de los Jeméres rojos, Kep fue poco a poco recobrando su estilo de vida original basado en la pesca, hasta que el actual gobierno camboyano acometió un plan de remodelación para convertir de nuevo a esta bonita zona en lugar de interés turístico.



Villa abandonada
Villa abandonada


Gracias a ello se han ido estableciendo a lo largo de la costa una serie de pequeños hoteles y guesthouses que han sabido adaptarse al tranquilo y apacible entorno, y de momento no se han construido grandes resorts, ni se ha masificado el turismo como en la cercana Sihanoukville. Esto hace de Kep un lugar de descanso, tranquilo y agradable, donde el turista puede disfrutar fundamentalmente de sol y playa y utilizar Kep como campo base para recorrer otras ciudades del sur de Camboya como por ejemplo Kampot.


Visitar Kep obliga a determinadas cosas, una de ellas es pasar un día en Rabbit Island, porque si Kep es un lugar tranquilo, Rabbit Island es el paraíso, y se encuentra a tan sólo 5 km de la costa. Todos los días a las 9 de la mañana salen barcazas hacia allí que regresan a las 4 de la tarde. Puedes leer aquí, una entrada de este mismo blog dedicada a Rabbit Island.

Otra de las obligaciones es sin duda comer cangrejos y/o gambas y/o calamares en el famoso “Crab Market”, el mercado del cangrejo. Creerme si os digo que las gambas a la pimienta de Kampot que comí varias veces en el Kimly, conocido como el mejor restaurante del “Crab Market”, han sido una de las comidas más exquisitas que he probado jamás... si no la que más. Y que me perdone mi madre, pues su paella y su cocido madrileño no tenían parangón hasta que descubrí estas gambas.



A cien metros de Crab Market
A cien metros de Crab Market


Desde el punto de vista fotográfico Kep, tiene una de las puestas de sol más espectaculares de Camboya y tiene además una luz impresionante que hace las delicias de cualquier fotógrafo, y lo que no tiene es un núcleo urbano definido si no varios, esto sea quizás lo que convierte a Kep en una población distinta al resto del país, pues no existe ese ajetreo característico de las ciudades y pueblos asiáticos.

En definitiva, si buscas un remanso de paz en un país aparentemente dominado por el caos, Kep es tu lugar.



Antiguo muelle principal de la ciudad frente a la que fue la residencia real
Antiguo muelle principal de la ciudad frente a la que fue la residencia real

En las siguientes entradas voy a ir añadiendo consejos para viajeros de los sitios que vaya visitando,

aquí va el primero:

Consejo viajero


Hay que tener en cuenta que alquilar una moto es imprescindible para moverse en Kep pues al ser una población dispersa las distancias se hacen largas sobre todo cuando el sol castiga fuerte. Los precios de una moto/día son entre 5 y 7 dólares, pero si negocias el alquiler por varios días puedes conseguir precios de hasta 3 dólares.

 



te puede interesar


Fotografías del sudeste asiático
Curso de fotografía en Tenerife
Taller de astrofotografía en Tenerife
Fotografías del sudeste asiático


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Julia Geb (jueves, 21 febrero 2013 21:17)

    Me quiero ir......solo tengo ganas de hacer las maletas cuando leo tu blog y veo tus fotos....

  • #2

    Sergio Díaz (domingo, 24 febrero 2013 02:37)

    Pues ánimo Julia! Es mucho más fácil de lo que parece!
    Sólo te hace falta la determinación de hacerlo... si la tienes, el tiempo y el dinero acaban llegando.
    Seguro!