Kompong Phluk, otro mundo en la tierra.

...Y cuando ya pensaba que lo había visto todo por aquí, aparece Kompong Phluk y me rompe los esquemas.


Amanecer en Kompong Phluk. Algo poco común para los ojos occidentales
Amanecer en Kompong Phluk. Algo poco común para los ojos occidentales


Tenía casi decidido marcharme de Siem Reap dejando dos lugares por ver, que por su lejanía uno (el templo de Banteay Srei) y por su complejo acceso el otro (Kompong Phluk) tenían todas las papeletas para ser esos sitios que siempre dejas para una próxima visita a la ciudad... porque si de algo estoy seguro, es que volveré a Siem Reap en algun momento.

Gracias a la insistencia de un amigo visité Kompong Phluk, un lugar que para algunos puede ser maravilloso, y que a otros les puede parecer un infierno. En cualquier caso, es un lugar que no te deja indiferente de ningún modo. Y además no sólo es que lo visitara, es que me quedé a pasar una noche allí, algo bastante poco habitual para un occidental según me enteré (y comprendí) después.
Fernando, mil gracias por tu insistencia y por organizarlo todo de manera tan eficaz!!

Recomendación para el que se quiera animar : http://www.travelloops.com/



Kompong Phluk
Kompong Phluk


Pero... que es Kompong Phluk?

Pues es una de las 170 y pico aldeas que rodean el lago Tonlé Sap del que ya hablé anteriormente aquí, con la particularidad de que está bastante más alejada de Siem Reap que la muy turística Chong Kneas, por tanto recibe muchos menos visitantes. Otra particularidad es que la mayoría de las casas están en zona seca, a la que sólo se puede acceder en barco pues el camino que llega hasta aquí se inunda durante la temporada de lluvias, y cuando el agua baja está impracticable para cualquier vehículo a motor... por lo que terminan accediendo por el río durante todo el año.



En las cercanías al pueblo, se encuentra el bosque inundado. Un lugar fascinante de una paz sobrecogedora, digno de cualquier película del Señor de los Anillos.


En las cercanías al pueblo, se encuentra el bosque inundado. Un lugar fascinante de una paz sobrecogedora, digno de cualquier película del Señor de los Anillos.
Me encantó saber que la explotación turística de este bosque está directamente en manos de las familias del pueblo, y que la cantidad íntegra que pagas va a parar a los bolsillos de los lugareños. Ojo, hay que regatear porque si no acabas pagando más del doble (como siempre, vamos...)

 


Bosque flotante
Bosque flotante
El lago Tonlé Sap, el corazón de Camboya.
El lago Tonlé Sap, el corazón de Camboya.
Las marcas de barro en los árboles delatan hasta donde llega el nivel de agua
Las marcas de barro en los árboles delatan hasta donde llega el nivel de agua
Welcome to the jungle! Oh yeah!..
Welcome to the jungle! Oh yeah!..

Kompong Phluk hace que se te remuevan muchas cosas por dentro, es un lugar impredecible.


Pero pese a que este bosque ya de por si merece la pena ser visitado, lo realmente increíble del lugar es el poblado y sobre todo su gente.

Kompong Phluk hace que se te remuevan muchas cosas por dentro, es un lugar impredecible, inesperado, sorprendente, te ataca todos sentidos, te golpea hasta dejarte KO, es vibrante, único. No es bonito, es espectacular. No es divertido, es inolvidable. Y es que pasar un día y una noche entre esta gente es algo que jamás se olvida.

Llegué con muchísimas ganas de fotografiar todas estas emociones y pese a que disparé mucho (48 Gb. 1.698 fotografías y unos cuantos vídeos, y no disparé más porque me quedé sin tarjetas de memoria) me daba cuenta que no estaba siendo capaz de plasmar en las fotos todo lo que este lugar puede transmitir, y es que hay cosas, lugares, momentos en los que hay que pasar un poco de la cámara y vivir intensamente la oportunidad de estar ahí.


Y eso hice.


Kompong Phluk
Kompong Phluk

El pueblo es una única calle, a un lado el rio y al otro la jungla... una jungla que se pasa seis meses al año inundada. En medio de esa calle, en el centro, hay una pagoda y una escuela. Existe otra escuela en las afueras, muy cerca de la comisaría de policía más.... más.... bueno, ponerle nombre vosotros. Es esta: 

"Gendarmerie"
"Gendarmerie"


Más o menos tenía una idea del sitio a donde iba, así que me llevé una bolsa grande de Chupa-Chups, M&Ms y otras chuches para repartir discretamente entre los chavalillos, y mientras paseaba por la única calle del poblado, a los críos que se me acercaban, a los más pequeños les regalaba un chupete y salían disparados hacia sus casas, felices, a contarles a sus madres que el extranjero le había regalado un caramelo... Vale, ya se que regalando caramelos no aporto nada más allá que un momento de felicidad, pero es que la visita a este pueblo se organizó de un día para otro, no tuve oportunidad de planificar otra cosa.... y el supermercado me quedaba al lado!

En cualquier caso, viendo lo que ocurrió con el "Yankee Team" (dos chicas y un chico norteamericanos que llegaron al día siguiente por la mañana) creo que lo de los caramelos no fue una mala opción.



El "Yankee Team" había llevado unos 50 cuadernillos de colorear de los Angry Birds y otros tantos boligrafos, en lo que podrían haber llamado sin ninguna duda la "Operación Angry Children". 



El "Yankee Team" había llevado unos 50 cuadernillos de colorear de los Angry Birds y otros tantos boligrafos, en lo que podrían haber llamado sin ninguna duda la "Operación Angry Children". Organizaron a los chavales en una fila para repartir un cuaderno y un boli a cada uno, todo muy en plan show como sólo ellos saben hacerlo.... el caso es que claro, no contaban con que en el pueblo había más de 50 niños. Con lo cual, cuando se acabaron los cuadernillos comenzaron los problemas... los niños que no habían conseguido cuaderno rodeaban a las chicas reclamándoselo casi a gritos... otros chicos más mayores le arrancaban de las manos los cuadernos a los más pequeños, que evidentemente se ponían a llorar. Y yo allí, siendo testigo en primera fila del arte increíble que tiene el imperio norteamericano para ocasionar un problema dónde no lo hay.... y lo que más me jode es que lo hacen con toda la buena intención del mundo!!

En fin, viendo que la cosa se empezaba a complicar, eran muchos niños y todos cabreados, viendo a las dos chicas americanas que empezaban a pasarlo mal rodeadas de chavales con los brazos levantados, viendo como el compañero de ellas se hacía literalmente "el sueco"... decidí que era el momento de que España rescatase a USA de esa situación (esto suena raro, no?) y entre niño y niño me acerque a ellas y conseguí darles mogollón de Chupa Chups, que ellas empezaron a entregar a los chiquillos, y que estos al recibir un caramelo, salían corriendo a sus casas descongestionando el espacio vital de las norteamericanas.

Los chicos más mayores, al ver que yo llevaba caramelos se hacían los zorroclocos y dejaban de molestar a los más enanos, a ver si pillaban algo por las buenas, porque claro, yo soy un tipo grandote, inabordable para ellos... En fin, que la situación, que había empezado a descontrolarse parece que gracias a los Chupa Chups se encauzó y al final más o menos todo el mundo estaba feliz. Sobre todo las chicas Yankees, que por un momento se vieron rodeadas de unas cuantas decenas de niños semi enfurecidos...

En fin, una anécdota más de la que cada uno puede sacar sus propias conclusiones. La mía es que si quieres colaborar y ayudar a los más desfavorecidos de alguna manera, lo hagas a través de profesionales, que saben dónde, cuando, a quien y como hacerlo. Y si lo quieres hacer tú mismo... al menos hazlo discretamente.


Operacion Angry Childrens perpetrada por el Yankee Team (toma ya..) Pudo haber sido un desastre...
Operacion Angry Childrens perpetrada por el Yankee Team (toma ya..) Pudo haber sido un desastre...
La realidad no es tan dura como esta fotografía, los niños rebuscan en la basura a modo de juego y no por necesidad, tienen muchas carencias sí, pero no hay hambruna y su aspecto en la mayoría de los casos es bastante saludable.
La realidad no es tan dura como esta fotografía, los niños rebuscan en la basura a modo de juego y no por necesidad, tienen muchas carencias sí, pero no hay hambruna y su aspecto en la mayoría de los casos es bastante saludable.

Algo que no olvidaré jamás es como me golpeaban los insectos en su errático movimiento cerca de la luz. 


Lo que hace la experiencia de Kompong Phluk mucho más auténtica viene al caer la noche, poco a poco se va la luz del día y la oscuridad se va apoderando del pueblo. No hay corriente eléctrica por tanto las baterías de coche o camión son su única fuente de energía. Una batería, una bombilla, y sólo en las casas de la gente más pudiente un pequeño televisor frente al que se congrega toda la familia para cenar mientras poco a poco empiezan a aparecer ellos:

Bichos. Muchos bichos.

Mosquitos, saltamontes, libélulas y cualquier otro insecto con alas se lanzan como Kamikazes contra las luces, cientos de ellos rodean cada pequeña bombilla, pero claro.. o es eso, o no ves nada.
Mi cuerpo estaba rociado de repelente de arriba a abajo, pero los lugareños esas "mariconadas" no las usan, yo sólo iba a pasar una noche allí, ellos conviven cada día, de cada mes, de cada año con esos pequeños insectos que aparecen por la noche, pero que durante el día ni te enteras que existen. Os dejo debajo un vídeo bastante descriptivo.

Algo que no olvidaré jamás es como me golpeaban los insectos en su errático movimiento cerca de la luz. Impactaban contra mi cuerpo insistentemente sin poder hacer nada para evitarlo. La mayoría de las veces no se llegan a posar en tu piel, por tanto no llegan a picarte, pero sólo el hecho de sentirte golpeado, una y otra y otra vez por esos pequeños insectos es una sensación que puede llegar a volver loco al más pintado...

Otra de las cosas que me preocupaban relativamente era la higiene, pero no hay problema... en cada casa tienen unos cubos, que recogen el agua de la lluvia, eso junto con un cacito y una pastilla de jabón, y problema solucionado... la parte trasera de la casa se convierte en un baño abierto a la jungla y a la mirada de cualquiera y... que más dá. En cualquier caso por un día que no me duche no pasa nada.... 



Kompong Phluk por la mañana
Kompong Phluk por la mañana


Cuando cayó la noche cerrada, después de una cena divertida y picante... excesivamente picante diría yo... y divertida porqué era arroz con vegetales y lo que fuera cayendo en el plato, ejem... digo que cuando cayó la noche se puso a llover. Me sorprendió comprobar que no entrase agua en la vivienda, y es que pese a su aspecto de fragilidad extrema, están perfectamente adaptadas al lugar. Cierto es que el Homestay en el que me quedé era una de las viviendas en mejor estado de todo el pueblo.


Lo que ocurrió al irme a la cama también lo podéis ver en el vídeo.... fue una larga noche, pero no me arrepiento para nada de haberla vivido, al contrario... quizás hasta repita.



Cada persona que me encontraba me miraba extrañado, y los que sabían inglés preguntaban con una sonrisilla: ¿Has dormido aquí?



A la mañana siguiente me desperté muy temprano, antes del amanecer, pero para mi sorpresa medio pueblo ya estaba funcionando, y es que hay que aprovechar las horas de luz. Me puse las botas rápidamente cogí la cámara y bajé a la "calle" a capturar esos momentos matutinos... y para que fue eso!
Cada persona que me encontraba me miraba extrañado, y los que sabían inglés preguntaban: "Has dormido aquí?" acompañado de una sonrisilla...


Más tarde la chica del homestay me dijo que sólo de vez en cuando alguien se queda allí a dormir, pero lo que extrañaba de verdad a los lugareños era verme paseando tan temprano con la cámara en la mano... si ni siquiera había salido el sol! Seguro que pensaban: "-Estos guiris están pirados" y sí, ciertamente, hace falta estar un poco pirado para pasar una noche allí voluntariamente y encima pagando, pero sabéis que os digo... que me encanta estar un poco pirado y vivir estas cosas.



El edificio de la escuela, junto con la Pagoda, son las únicas edificaciones de cemento y ladrillo.
El edificio de la escuela, junto con la Pagoda, son las únicas edificaciones de cemento y ladrillo.
Muy temprano los niños se dirigen caminando a la escuela
Muy temprano los niños se dirigen caminando a la escuela


Os dejo con un par de vídeos cortitos, uno del paseo por el bosque inundado y otro de la noche en el homestay...  y con una foto inquietante/sorprendente/extraña/rara que saqué camino al embarcadero.

Besos y abrazos. 




¿...Pero que demonios!?
¿...Pero que demonios!?


TE PUEDE INTERESAR


Curso de fotografía en Tenerife
Fotografías del sudeste asiático
Taller de astrofotografía en Tenerife
Fotografías del sudeste asiático


Escribir comentario

Comentarios: 9
  • #1

    Eduardo Rosado (miércoles, 02 enero 2013 21:24)

    M encantan las fotos, los videos y tus relatos Sergio... Sigue contandonos tú aventura porq gracias a eso podemos sentir un poquito las sensaciónes q tienes através de tu mirada. Gracias amigo y felicidades por lo q estas viviendo. Un abrazo.

  • #2

    Beat (viernes, 04 enero 2013 00:36)

    realmente parece un lugar mágico

  • #3

    Sergio Díaz (viernes, 04 enero 2013 03:09)

    Gracias Eduardo, de eso se trata, de compartir experiencias porque creo que eso nos enriquece a todos un poquito.
    Un abrazo

  • #4

    Sergio Díaz (viernes, 04 enero 2013 03:13)

    Beat, como digo al inicio de la entrada, puede parecer un lugar maravilloso, pero depende de a quien puede parecerle un horror. En cualquier caso es un lugar que no deja indiferente.

  • #5

    Vietnamitas en Madrid (jueves, 20 febrero 2014 19:48)

    Precioso lugar la pequeña aldea de Kompong Phluk.
    Un saludo

  • #6

    Cristina (jueves, 28 julio 2016 09:06)

    Sergio, en primer lugar agradecerte este fantástico blog que has creado. Es genial! y nos está sirviendo de guía para nuestro viaje a Camboya en breve (el día 11 ya salimos!!!)
    Iremos a Kompong Phluk, y siguiendo tu planteamiento de dormir allí, queremos hacerlo, pero no nos queda claro dónde. Suponemos que es en casa de gente que lo ofrece, pero dónde buscamos? Nos remites a travelloops pero ahí no veo esa información.

    Nos lo podrías aclarar?

    Gracias por todo!

  • #7

    Sergio Díaz (jueves, 28 julio 2016 09:43)

    Hola Cristina, gracias por leer mi blog, me alegro mucho que os esté ayudando para vuestro viaje.

    Cuando yo estuve en Kompong Pluhk sólo había un lugar donde hospedarse, y no podías localizarlo por internet. Ahora no se si habrá alguno más.

    Se llama Ly Hour Restaurant. Te dejo un enlace a una fotografía donde tienes el nombre del sitio y sus teléfonos.

    https://www.dropbox.com/s/5iqig9xtqrn6wz9/KP.jpg?dl=0

    Feliz viaje!!

  • #8

    Cristina (miércoles, 10 agosto 2016 09:15)

    Mil gracias!!

  • #9

    cesar (jueves, 19 enero 2017 17:00)

    Lindo relato, Sergio! Gracias por compartirlo. Y, lógicamente, muy buenas imagenes!!