Día D -1 y esa extraña tranquilidad

Mañana por la mañana (19N) me quedará tan sólo un día en España antes de emprender un viaje que estoy convencido que marcará mi manera de ver la vida posteriormente.


Al ser el último día no creo que me vaya a dar mucho tiempo para meditar nada, al contrario, me temo que estaré con muchas prisas por dejarlo todo preparado, así que he decidido hacer esa meditación ahora, al amparo de la noche, y compartirla con vosotros.

Lo primero que me gustaría es agradecer a tanta y tanta gente que me ha apoyado cuando les he contado la idea, sois muchos, la gran mayoría de la gente que me rodea me ha dicho "Adelante"... a todos muchísimas gracias, de verdad, de todo corazón.

Sin embargo quiero hacer una mención especial a mi hija, Lorena, que fue la primera persona que lo supo de mi familia y en la que encontré el apoyo más incondicional y entusiasta que he recibido por parte de nadie. Lorena eres magnífica y te quiero muchísimo. Para ti este GRACIAS con mayúsculas. Eres lo mejor.

Quiero hacer otra mención especial a mi madre. Reconozco que me daba mucho miedo como se lo tomaría, pues sinceramente, si había dos personas a las que bajo ninguna circunstancia quería disgustar eran ellas dos, mi hija y mi madre, sin embargo, la actitud de mi madre fue mucho mejor de lo que yo esperaba. Evidentemente la idea no le gusta mucho, supongo que a ninguna madre le gusta estar lejos de sus hijos... de hecho a mi como padre me ocurre lo mismo, pero pese a que no le apasione, su actitud ha sido la de "si es lo que quieres hacer, hazlo". GRACIAS mamá, gracias por estar siempre ahí, y gracias por hacérmelo fácil. Te quiero.

Y también me gustaría  agradecer en el alma el apoyo recibido por mis amigos más cercanos, para ellos (y para mi) este viajé empezó el día que me marché de Tenerife. GRACIAS por el soporte que me habéis dado esos últimos días en la isla, y el que me dais y daréis durante el viaje, sin el cual todo hubiera sido mucho más difícil. No voy a dar nombres, ellos saben quienes son. También os quiero mucho.

Y por supuesto quiero agradecer también a todos aquellos que me han tildado de "loco", ya que sus palabras me llenan de energía, me alegra que me crean un loco capaz de abandonar mi zona de confort para irme a sufrir penurias viajeras, vosotros sois los que le dais valor a esto, no yo.

Llevo más de un año con la idea del viaje, con muchos altibajos, con muchos momentos en lo que he estado a punto de abandonar el proyecto, con problemas sobrevenidos que parecían irresolubles y sin embargo, la constancia, la fe, el creer en mi mismo, la capacidad para buscar alternativas, la convicción, hacen que me plante a un día de marcharme. Mirando atrás la verdad es que a mi mismo me parece un poco increíble...

Mirar, los que me conocen bien saben que los viajes los planifico milimétricamente, es casi algo obsesivo, leo y llevo guías, planos, mapas, referencias, puntos de interés, reservas, etc... En este viaje no he hecho nada de eso. Absolutamente nada.
El billete lo he sacado hace tan sólo 6 días, hasta ayer mismo no he sabido dónde iba a hospedarme al llegar a Bankokg... y a partir de ahí: NADA. 

Tengo una ligera idea de la ruta y algunos puntos de interés que no quiero dejar de visitar, pero no tengo absolutamente nada planificado, voy totalmente abierto a adaptarme según el momento y las circunstancias, y conociendome, soy capaz de estar un año durmiendo cada noche en un sitio distinto, como capaz de llegar a un lugar que me guste y no moverme en 6 meses hasta encontrar la luz adecuada para fotografiar ese tejado/casa/árbol/templo... que me obsesiona.

No tengo ni idea de que haré, ni de dónde estaré dentro de una semana... ¿Alguna vez has estado en esa situación? ¿debería dar un poco de vértigo, no?, .... pues para nada. Estoy en un momento de relax absoluto, sabiendo que no me queda nada para meterme en ese avión que será como cruzar una puerta a otro espacio/tiempo.... y me siento bien. Muy bien.

 

Pocas veces en mi vida me juego las cosas a una carta, sin embargo, ahora que soy consciente que lo estoy haciendo, me invade una extraña tranquilidad.


Saludos a todos.



Escribir comentario

Comentarios: 7
  • #1

    Ricardo (lunes, 19 noviembre 2012)

    QUE GUAPO deben ser tus sensaciones, ahora antes de tirarte al destino que tu mismo has puesto delante tuyo. Empezar siempre es sinónimo de alegría,esperanza,ilusión,creatividad,sentimientos,etc...DISFRUTALO y cuéntanos, que te leeremos intentando convivir con tus experiencias. BUEN VIAJE

  • #2

    Sergio Díaz (lunes, 19 noviembre 2012 15:48)

    Gracias Ricardo, así lo haré.
    Un abrazote.

  • #3

    Yaiza (lunes, 19 noviembre 2012 15:59)

    Guauuuuu..... Me he quedado sin saber que decir porque al leerte, por un instante, tus palabras me han llevado a lo que debes estar sintiendo ahora. Casi ni te conozco y ya te admiro, por ese valor, ese ímpetu y sobretodo esa ilusión... Descubrí tu blog por casualidad y ya me siento enganchada a él... Graciassss por dejar que lo que nos quedamos aquí, viajemos contigo.

    Mucha suerte compañero ;)

  • #4

    Beat (lunes, 19 noviembre 2012 18:42)

    No sabia que version poner si el disco, si el concierto, si solo la letra de Kavafis...
    Han pasado como treinta años entre las dos y para mí sigue siendo un talisman. Espero que para tí lo sea tambien
    http://www.youtube.com/watch?v=_XjMZgPc-Xk&feature=relmfu
    http://www.youtube.com/watch?v=eCz0y-IXbdc&feature=player_detailpage
    ¡Mucha suerte en tu viaje hermano!

  • #5

    More (lunes, 19 noviembre 2012 22:10)

    Me encanta esa sensación que describes, y el saber que a partir de ahora tienes todas las puertas abiertas a vivir tantas experiencias distintas como desees! y ahora que lo pienso...¿realmente eso no es así siempre? Pues sí, intentaré aplicármelo a mi día a día! Gracias!!! Un abrazo

  • #6

    Grumpy (martes, 20 noviembre 2012 00:06)

    Cuidate mucho.

  • #7

    Noemí Márquez Pérez (martes, 20 noviembre 2012 11:26)

    Que tengas muy buen viaje, ya nos informas cuando estés allí :)
    besos